Medios de Cambio Indígenas

A la caída de Tenochtitlán y el establecimiento de los españoles en 1521, para la realización de sus transacciones comerciales hubieron de adaptarse al uso de los medios de cambio indígenas que eran: Mantas de algodón o “patolcuachtli”, Cañones de plumas de ánade rellenos de polvo de oro, cuentas de jade o “chalchihuitl”, pequeñas hachuelas o tajaderas de cobre y granos de cacao utilizados por cuenta o por carga. Este último era el medio más difundido y se utilizo en algunas regiones del país hasta bien entrado el siglo XIX.